Participación democrática, Precio carbónico
Dejar un comentario

Ciudadanos que abogan por un clima vivible

ccl-2013

Citizens Climate Lobby (CCL) es una organización sin fines de lucro, no partidario, que organiza voluntarios para hacer de consejeros (lobby) al Congreso de Estados Unidos. La misión es crear voluntad política para un clima estable, fomentar una relación humana sostenible con los sistemas vitales naturales del planeta.

Marshall Saunders, un hombre que se dedicó durante más de dos décadas a combatir la pobreza y el hambre, fundó CCL en el 2007, porque vio que el cambio climático desharía la vida de millones de personas en países donde él había luchado para mejorar las condiciones de vida.

Ganador del Premio Humanitario de la Fundación Grameen, Marshall inició más de un millón de micro-préstamos, ayudando a millones de personas salir de la pobreza extrema. Como toda la actividad humana depende de la estabilidad del sistema climático, un cambio global puede desplazar o hasta desarraigar corrientes climáticas claves para la ecología de una región.

Si el monzón no llega a India, o a Filipinas, o si viene de golpe con graves inundaciones, el cultivo se hará mucho más difícil, y decenas de millones de personas padecerán hambre severa y persistente. Marshall había trabajado con RESULTS, organización fundada por Sam Daley-Harris, y que organiza grupos locales de ciudadanos para hacer de lobby (consejeros políticos) al Congreso de Estados Unidos en asuntos de pobreza, hambre y enfermedad.

Hasta el 2007, no existía nada parecido para el clima. Desde entonces, CCL se ha duplicado en número de partícipes cada año. Cuando yo me junté como voluntario, en junio del 2010, llegaron 25 voluntarios a Washington para nuestra primera Conferencia Nacional, y para visitar a nuestros representantes en el Senado y en la Cámara de Representantes.

En el 2011, vinieron 82; en el 2012, éramos 185; en junio del 2013, en un solo día, CCL trajo 367 voluntarios a Capitol Hill para abogar en los despachos del Congreso por una política climática sana. En el 2013, tuvimos 710 reuniones con miembros del Congreso de EEUU y el Parlamento de Canadá, más que ningún otro grupo abogando por un clima estable.

La política por la que abogamos es una tasa sobre emisiones de dióxido de carbono, con dividendo a cada hogar. La tasa comienza en $15 la tonelada y sube unos $10 cada año. El 100% de los ingresos se devuelve al pueblo en forma de cheque mensual, en igual cantidad. Los que inviertan en combustibles emisores de gases invernadero tendrán que invertir en alternativas, o pagar los altos gastos internalizados que exige la industria petrolera. El desafío más importante, ya lo hemos resuelto: tenemos las tecnologías para cosechar más energía limpia que toda la demanda global.

En este momento, tenemos 160 grupos locales activos, con más de 3.500 voluntarios. La mayoría están en EEUU, con muchos en Canadá. Nuestros primeros grupos fuera de Norteamérica están en Suecia y en Bangladesh. En la India, pronto entrenaremos los primeros grupos, en Tiruchirappali y en Thiruvananthapúram. Hay 13 grupos más en proceso en 5 continentes, con 50 más en Norteamérica.

Tengo el inmenso privilegio de poder hacer este trabajo, con gente de buena voluntad en todo el mundo. Cada día, veo de cerca que el cinismo es una pérdida de tiempo y que la mitología de que no llegan las personas capaces de abogar de buena fe por el cambio es eso: mitología. La verdad es que hay gente en todos lados dispuesta a contribuir su imaginación, su energía, su tiempo y su confianza a un movimiento democrático por el bien del planeta.

Nuestra misión no es sólo prevenir el cambio climático radical. También tenemos presente siempre la misión de colaborar de manera inspirada para levantar la voz del ser humano: es imposible efectuar el cambio positivo si no se participa, y cada ser humano tiene una voz que merece entrar en la conversación sobre las políticas que decidirán nuestro futuro.

Los que acudan serán los que deciden.

CCL quiere que cada ciudadano tenga una parte en la decisión de nuestro futuro climático.

– – –

Se puede aprender más sobre CCL (en inglés) en:

También se puede ver un cortometraje documental sobre CCL: bit.ly/cclfilm

– – –

Joseph Robertson es Coordinador Estratégico para Citizens Climate Lobby, fundador de Geoversiv Envisioning y editor de FuturismoVerde.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s